A
Cuando vi la película de Diego Velasco , “LA HORA CERO” me sentí muy identificado con su estilo narrativo. Diego, dirige en EEUU y yo estudie dirección de cine allí. Al verla, pude apreciar una historia  bien contada y divertida en el marco del tema de sicarios y bandidos.
En el proceso para seleccionar  el protagonista  de  “HASTA QUE LA MUERTE NOS SEPARE ”
nos pasamos por conocidos actores de Venezuela y de otros países que pudieran tener características  tan particulares; queríamos  un boxeador no beligerante y que sobre todo fuese creíble, atributo determinante en cualquier historia pero mucha mas en una de boxeo. Grandes películas del tema fueron para mi sujeto de exploración y estudio:  Los ROCKIES(1 al 6), Toro Salvaje, Cinderella Man o The fighther eran una referencia cercana y a la vez colocaban el reto mas y mas alto. En latinoamericano se ha explorado poco películas de corte heroico por miedo a los estereotipos hollywoodienses. Sin embargo, quería desarrollar un verdadero héroe que se conectara con la gente y al final venciera sus propios obstáculos.  Cuando se hizo el casting me estremecí en mi buatca cuando interacatue por vez con Rubén Zapata666 dando sus lineas de una escena entregada minutos antes. El era Otto “La Avispa”  Aguilar. Y decidí que mi tarea seria conocer a mi personaje a través de este actor y no al revés.  Reescribí escenas,  adapte diálogos y cambie  acciones para que el rompecabezas funcionara.  Elimine quizás la mitad de sus parlamentos y trabaje con el cada palabra, cada frase  y cada gesto. Me admire con el  poder de sus silencios y maneras,  con sus monosílabos y faciales. Mi tarea y la de William(Acting Coach) era desarrollar  esas potentes herramientas histriónicas  con técnicas sofisticadas de actuación. Mercedes tenia una clara  visión del personaje y necesitaba darle un “LOOK” , una paleta de colores y texturas propias que lo sacaran de “la gaveta estrecha” del SICARIO heredada de su exitosa película anterior y que en este papel no funcionarian. Carlos(Asit.Dir) haría el trabajo de asimilarlo dentro de esta difícil dinámica de ser un boxeador que debia ser un personaje atractivo y cercano. Total,  Zapata666 hizo un gran papel.  Yo quería  que se sometiera a un proceso de entrenamiento para desarrollar la riqueza su sonrisa y lo hizo.  Yo quería que desarrollará un digno  atractivo masculino hacia las chicas y lo hizo. Zapata666 tenía que convertirse en un boxeador creíble y lo hizo.  Era “real” y eso buscaba. Ojala,  ejecutivos de la televisión nacional pensarán en un protagonista como Zapata666 para su próxima novela.

Por lo pronto,  en los previos del estreno de su HASTA QUE LA MUERTE NOS SEPARE quería compartir este cortometraje realizado algunos años atrás y que considero esta brillantemente dirigido y editado por el cineasta Carlos Pérez.

ESTRENO EL 1RO DE ABRIL 2015 EN VENEZUELA Y LUEGO EN EL RESTO DE AMÉRICA HISPANA.